Valle del Jerte

Más de un millón de cerezos, que cubren con un manto blanco todo el valle del Jerte, haciendo  un auténtico espectáculo de la naturaleza.

La floración del cerezo tiene lugar normalmente a finales de marzo y principios de abril, dependiendo de las condiciones climatológicas. La floración propiamente dicha dura dos semanas aproximadamente, con que más de 1 millón de cerezos nos muestran toda su belleza, y que podremos observar a nuestra llegada desde el puerto de Tornavacas y desde donde realizaremos una parada.

Esta excursión tiene el atractivo que además de poder observar el manto blanco que cubre el valle, tendremos tiempo libre para visitar el casco histórico de Cabezuela del Valle, declarado Conjunto Historico/Artistico, que rompe la estructura lineal de las demás villas. Cabezuela del Valle se fundó, en tiempos medievales, con el primer núcleo poblacional  denominado "La Aldea", posteriormente fue descendiendo por las laderas hasta detenerse en los altos bordes del Jerte, límite natural del caserío. Éste resulta muy pintoresco, con calles repinadas, vías laberínticas, callejones umbríos (calleja de la Cárcel o el Portal Viejo) que evocan su diseño medieval de judería.  Opcionalmente, podremos visitar el museo de la Cereza.

Una vez terminada la visita nos dirigiremos al municipio de Navalconcejo, donde tras un pequeño recorrido veremos las cascadas de las Nogaledas, donde encontramos uno de los elementos naturales más importantes que tiene el Valle del Jerte: el agua, que  se encuentra presente por todo el valle en forma de cascadas, piscinas naturales, marmitas…, Nada más empezar la ruta se empiezan a intuir las cascadas, ya que, se oye el ruido del agua al caer desde las paredes verticales, guiados por este sonido nos adentramos en un bosque, donde predominan los chopos, robles y fresnos.

Ascenderemos por la orilla de la garganta hasta llegar a la primera de las cascadas, que es la más espectacular por la altura y el caudal que lleva, el que se encuentre con fuerzas puede seguir ascendiendo para encontrarse con otras tres cascadas, por un camino bien señalado con escalones, puentes y barandillas.

Para concluir nuestra visita al Valle, y de regreso a Valdemorillo, visitaremos la cascada del Caozo, cerca de la localidad de Valdastillas. El Caozo es la cascada más accesible de Extremadura y uno de los tesoros del Valle del Jerte, porque es caminar apenas unos seiscientos metros desde la carretera y toparte con un salto de agua impresionante. Si tenemos suerte y si ha llovido días antes, el agua se desborda por una roca de granito pulido con toda la fuerza de la naturaleza hasta cubrirla por completo de blanco, desde la plataforma instalada en medio de la cascada casi podemos tocar el agua y realizar unas fotos que no se nos olvidarán nunca.

La actividad se realizará el sábado 6 de abril, previa inscripción en las dependencias municipales de la Concejalía de Juventud, por teléfono: 91.899.02.70, o por correo electrónico: juventudvaldemorillo@gmail.com; y una vez confirmada la reserva, se deberá formalizar la plaza con el pago de 15€ en concepto de seguro de accidentes y transporte. Recomendamos el uso de calzado adecuado, bebida, comida para media mañana y ropa adecuada a la climatología. 

 

Si quieres participar, sólo tienes que inscribirte en la Casa de la Juventud.